Asociados en prensa

Cataluña: la paradoja de un nacionalismo europeísta

Foro Internacional Anáhuac


Excélsior

Por Yann Marcadet y Nicole Roumer Castro

Hoy en día, los partidos nacionalistas en Europa prosperan. Este año, el Frente Nacional francés colocó a su candidata en la segunda vuelta de las últimas elecciones presidenciales. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, diputados nacionalistas (del partido Alternativa para Alemania) fueron elegidos en el Bundestag en septiembre. El Partido de la Libertad de Austria confirmó su papel mayor en la vida política del país alpino en las elecciones legislativas de octubre pasado.

En 2016, la victoria del Brexit se debió en gran parte a la campaña del Partido de Independencia de Reino Unido. Los movimientos independentistas siguen ejerciendo constantes presiones sobre la escena política europea. Es el caso del partido Interés Flamenco en Bélgica, en favor de la separación de Flandes con Valonia (lo que provocaría de facto la desintegración del país). Los adeptos de una Padania independiente (conjunto de las regiones más septentrionales de Italia) permanecen dentro de la Liga del Norte, partido racista que controla todavía las regiones de Lombardía y de Véneto.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..