Asociados en prensa

Guerra por un pastel

Genaro Lozano


Reforma

David Mullins y Charlie Craig no podían casarse en Denver, Colorado, en el 2012 porque aún no existía el matrimonio igualitario en su estado. Planearon su enlace en Massachusetts y la fiesta en su ciudad. En los preparativos para la fiesta acudieron a una pastelería en los suburbios de Denver a comprar un pastel, fueron con la madre de Charlie. Al llegar fueron atendidos por Jack Phillips, el dueño del local, quien se negó a ofrecerles el servicio debido a sus creencias religiosas. El intercambio verbal entre los clientes rechazados y el pastelero duró menos de un minuto.

Continúa leyendo aquí.
 

ENTRADAS RELACIONADAS

El mayor riesgo para México: que siga el PRI

Leer más..

Un aniversario importante

Leer más..

El capricho de Trump

Leer más..