Asociados en prensa

Las instituciones se fueron al diablo

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

La velocidad con la que los mexicanos se acercan a la ruptura del orden no es fortuita. El escepticismo con el cual ven los avances democráticos, tampoco es circunstancial. El desinterés por luchar contra la corrupción y el desdén con el que se ve a la autoridad, se aprecia en todos los estudios que miden los sentires del mexicano. No hay credibilidad en las instituciones, que no se perciben capaces o interesadas en resolver los desacuerdos de la sociedad. Los mexicanos, como se apreció en la última encuesta de Latinobarómetro, son cada vez menos afectos a la democracia y más proclives a la anomia. La decepción, que lleva a ese estado, tiene fundamento: las instituciones no están a la altura de la circunstancia.

Continúa lyenedo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El mayor riesgo para México: que siga el PRI

Leer más..

Un aniversario importante

Leer más..

El capricho de Trump

Leer más..