Asociados en prensa

Destejiendo confianza

Edna Jaime


El Financiero

Los asuntos relacionados con el TLC con Norteamérica (TLCAN) nos tienen en alerta. Sabemos que hay un proceso de renegociación en marcha, que hay asuntos muy álgidos sobre la mesa y que es probable que las negociaciones acaben naufragando con un desenlace poco deseado para el país. A lo largo de este proceso hemos aprendido a controlar nuestros miedos. Del pánico de sentirnos desamparados sin el TLCAN, transitamos a una preocupación más matizada. Es una reacción de la condición humana el construir corazas contra la percepción de riesgo. Pero es mejor reconocerlos sin tapujos para no sentirnos sorprendidos.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Sereno, moreno

Leer más..

El despertar de las mujeres

Leer más..

El mensaje de Andrés Manuel

Leer más..