Asociados en prensa

¿Actos anticipados de campaña?

Eduardo Guerrero


El Financiero

México es una democracia ruidosa y corrupta. Pero una democracia al fin. Cumple con las dos condiciones mínimas que el politólogo Robert Dahl identificó en su obra magistral, La Poliarquía: primera, el sufragio universal es un derecho que mal que bien se ejerce, y, segunda, tenemos opciones. En México pasamos en pocos años de un sistema de partido casi único, a uno de competencia salvaje, intensa y constante. Desde hace meses arrecian los pleitos de Margarita con Anaya, entre los aspirantes del PRI, entre los incondicionales de AMLO y los que no lo son tanto. Sin embargo, la competencia no se limita al periodo electoral ni a los partidos políticos ni a los 59 candidatos independientes a la Presidencia.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Sereno, moreno

Leer más..

El despertar de las mujeres

Leer más..

El mensaje de Andrés Manuel

Leer más..