Asociados en prensa

2018, intromisiones

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

Fuera máscaras. El presidente Enrique Peña Nieto se asumió como jefe de la campaña presidencial, formalmente, desde este lunes. Comenzó discretamente desde su mensaje político el 2 de septiembre por su Quinto Informe de Gobierno, pero la emergencia generada por el sismo del 7 de septiembre lo revitalizó como actor político. Todos los días recorrió zonas siniestradas y estuvo presente en la opinión pública, lo que le generó recuperación en la aprobación presidencial. No lucró con la desgracia, pero mostró su potencial político y sembró las bases para que reconocieran su papel en la decisión final sobre el candidato del PRI a la presidencia, y pusiera el 14 de diciembre como límite al PRI para designar abanderado. Peña Nieto empezó a jugar fuerte, aunque con retraso, frente a dos de los secretarios en quienes ha pensado para la candidatura presidencial, que están peleando sus propias batallas.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Sereno, moreno

Leer más..

El despertar de las mujeres

Leer más..

El mensaje de Andrés Manuel

Leer más..