Asociados en prensa

Rompiendo el silencio

Solange Márquez


El Universal

La conocí allá por el 2005 cuando nos contó su historia, una que el destino convirtió en memorable por su afán de crear conciencia entre las mujeres sobre el VIH/SIDA. Tuvo diversas complicaciones durante su embarazo, los médicos sospecharon que tenía VIH y su esposo y la familia de él exigieron que ella se practicara exámenes para estar seguros.

"El día que fuimos al hospital para recoger los resultados iba con él y con toda su familia, cuando lo abrimos, delante de todos y leyó el diagnóstico me abofeteó, después de eso no volví a verlo jamás".

Su vida jamás volvió a ser igual. Además de asimilar que había sido contagiada cuando solamente había tenido relaciones sexuales con su esposo, tuvo que asimilar el rechazo de todos, incluida su propia familia. "Me abandonó. Tuve que volver con mi familia y mi madre apenas me dirige la palabra solo para lo indispensable". 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

¿Los migrantes como ficha de negociación?

Leer más..

¿Qué nos dice Cívica?

Leer más..

El TLCAN: navegar en aguas turbulentas…

Leer más..