Asociados en prensa

La adjudicación apestosa

Raymundo Riva Palacio


Eje Central

El contexto en el que se realizó la votación en el Senado, donde el martes se reeligió a Gabriel Contreras como presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, resultó ad-hoc al personaje. El senador del Partido Verde, Gerardo Flores, y funcionarios de la Secretaría de Asuntos Parlamentarios del Senado, rellenaron una de las urnas de donde se estaban contabilizando los votos, lo que desató un escándalo. Hubo discusión sobre la irregularidad, pero al final, con el apoyo del PRI y el Verde, Contreras obtuvo 81 votos para amarrar un nuevo periodo de cuatro años. Su designación fue bien recibida en algunos sectores de la industria, pero el trabajo de Contreras no parece ser ni impoluto ni tan ajeno a los intereses del gobierno.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..