Asociados en prensa

Cataluña: España enfrenta un costo político

José Carreño


El Heraldo de México

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, podrá decir con razón, que el referendo sobre la independencia catalana “no ocurrió”. Después de todo era ilegal y anticonstitucional.

Pero la verdad sea dicha, tuvo lugar de la peor forma posible. Hubo necesidad de una enérgica intervención de la policía nacional y la Guardia Civil para que no ocurriera. Hubo más de 800 lesionados y la impresión generalizada es que de haberse llevado a cabo, la votación habría sido abrumadamente por el Sí.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..