Asociados en prensa

Idiotez o rabia

Leonardo Curzio


El Universal

Debemos a Descartes aquel principio (o advertencia) de que todos los humanos estamos dispuestos a reconocer que hay otros más altos (que remedio) más guapos (así es la vida), más ricos (lo que se ve no se juzga) o más preparados, pero nadie, absolutamente nadie, reconocerá que tiene menos sentido común que los otros, sean banqueros, jornaleros, cocineras o cirujanas. El fundamento de una democracia moderna se basa en reconocer que todos tenemos una reserva de sentido común y por tanto sabemos qué le conviene al país.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

TLCAN: Trump alimenta el mayor temor canadiense

Leer más..

Una nueva CDHDF

Leer más..

2018, revivió Osorio

Leer más..