Asociados en prensa

Desastres Naturales, Cambio Climático y Crisis Alimentaria

Solange Márquez


El Universal

Como cada día me levanté temprano, tomé un baño, me arreglé y tomé un café y una manzana a manera de desayuno. Como cada día, se me hizo tarde para comer, pero comí bien y sin prisas. Como cada noche saqué a mi perro a pasear y al regreso cené y le di de cenar un buen plato de croquetas con pedacitos de jamón. ¿Los aburro?

Comer, para quienes tenemos la fortuna de hacerlo todos los días, no representa ningún interés, no es algo que suelas contar con lujo de detalle y a veces, pocas espero, nos damos incluso el lujo de desperdiciar ¿miento?

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..